Reseña de la película "Resident Evil: The Last Chapter" (2016)

Título original: Resident Evil: El capítulo final.

Género: Horror, Ciencia Ficción, Acción, Suspenso.

Director: Paul W. S. Anderson.

Elenco: Milla Jovovich, Ian Glen, Eli Larter, Sean Roberts, Owen Maken.

Duración: 106 minutos / 01:46.

Límite de edad: 18+.

Mila Jovovich volvió de nuevo en el papel de "tinker" Alice en la supuesta "última" parte de una franquicia aparentemente interminable basada en una serie de grandes videojuegos. Los creadores de la franquicia anunciaron oficialmente la finalización de la filmación, y nuevamente la película de terror, filmada basada en videojuegos fantásticos, complació a sus fanáticos con una repetición "impredecible" de la misma trama.

Mila Jovovich regresó a la pantalla grande en el papel de la misma Alice, una heroína que, como siempre, defiende a la humanidad, salvando a las personas de la destrucción total por una corporación malvada. La parte final de la franquicia es el final más apropiado, porque es tan mediocre como todos los demás.

La película comenzó bien, siguiendo la misma franquicia que "Another World", "Resident Evil" lanzó una breve narrativa sobre los eventos de películas pasadas.

La historia comienza con el condado de Washington, donde se muestran claramente las ruinas de la ciudad, y luego la trama se transfiere a Raccoon City, la ciudad donde comenzó la epidemia. Allí, el personaje principal espera encontrar un antivirus que pueda destruir a millones de víctimas que se convirtieron en zombis gracias a las maquinaciones malvadas de la corporación. Alice se entera del antivirus de la Reina Roja (Ever Anderson, hija de 9 años de Jovovich y director de cine Paul W. Anderson), un programa de inteligencia artificial de Umbrella Corporation que parece haberse rebelado.

Pero el Dr. Alexander Isaacs, el principal antagonista de The Last Chapter, le impide alcanzar el objetivo, por cierto, parece demasiado enérgico para una persona muerta.

Si otras partes de la franquicia tenían al menos algo, aunque salvaje, pero una secuencia de desarrollo de la trama que podría compensar los defectos restantes de la película, entonces en "The Last Chapter" todo es tan confuso y disperso que el espectador espera ansiosamente el desenlace hasta el último fotograma, pero también lo es ella No recibe.

Otro inconveniente importante es que los realizadores decidieron abandonar a los personajes originales, tan queridos: Chris Redfield, Jill Valentine y Ada Wong. En cambio, se decidió reemplazarlos con un puñado de sobrevivientes que huían desesperadamente de la destrucción completa. Por lo tanto, aparece otra historia que Paul W. Anderson decidió no completar. Y esto es después de tanto esfuerzo y tiempo dedicado a configurar los personajes: su ausencia en el "último capítulo" crea una sensación de vacío.

Para el crédito del director, se puede observar el calendario y los elementos de las batallas excelentemente establecidos. Los efectos especiales de todas las partes del Resident Evil están en un nivel bastante alto, y el "Último Capítulo" superó todas las expectativas.

Cabe destacar escenas de guerra y el nivel mostrado de posesión de armas. De lo contrario, "Resident Evil: The Last Chapter" es un thriller de terror típico, a pesar de la intrincada trama y la falta de lógica con las partes anteriores, la película se recomienda para ver a todos aquellos que han visto cada nueva parte de la franquicia durante 15 años.

Un final muy épico, que, por cierto, da un impulso a la posibilidad misma de la continuación, pero esta será una historia completamente diferente.

Loading...